IMG_7039.jpg

Empanada gallega

Estamos en época de pimientos rojos, y es el momento de hacer la típica empanada gallega.. Es verdad qu les una Sui generis, porque una vez mas recurro a la socorrida masa de harina de espelta. Ya sabéis que este antiguo pseudo cereal es de menor contenido en gluten y mayor nivel de nutrientes (proteínas y minerales) que la harina de trigo.

INGREDIENTES (8 personas)

MASA QUEBRADA 

  • 600 gr de harina de espelta
  • 300 gr de mantequilla
  • Dos cucharaditas de sal
  • 140 ml de agua fria
  • NOTA: Doy el total de los ingredientes, pero yo hago la masa en dos veces, dividiendo estas cantidades por la mitad, ya que en la termomix, cabe mejor menos cantidad. 

RELLENO

  • 1 Kg de pimientos rojos italianos
  • 3 cebollas grandes en juliana
  • 300 ml de tomate frito de DEM
  • 3 latas de atún
  • 2 huevos duros
  • Un huevo batido para pintar la masa
  • Aceite de oliva VE
  • Sal

PREPARACIÓN

  1. Hacer la masa quebrada, mezclando con los dedos la harina con la mantequilla fria, hasta que quede como en forma de migas, añadir el agua y trabajar un poco mas hasta hacer una bola pero sin pasarse. Lo mejor es hacerla en la THermomiz si se tiene, siguiendo sus instrucciones.Dejar reposar la masa durante 20 min en la nevera. 
  2. Preparar el relleno, cortando los pimientos rojos en juliana (palitos ), quitando previamente las pepitas, y rehogar en un poco de aceite cebolla y pimiento por separado. Uno y otro deben de quedar tiernos. Reservar
  3. Extender una de las bolas de masa con el rodillo en forma rectangular sobre una bandeja de horno cubierta de papel de horno. Colocar encima los ingredientes, el pimiento, la cebolla el tomate frito, y colocar el huevo duro cortado en ruedas. No  llegar a los bordes de la masa con el relleno ya que debermos de unir ambas capas de masa, la inferior y la exterior.Cerrar con otro rectángulo de masa jy cerrar ambas doblando la de abajo sobre la de arriba ligeramente. 
  4. Pintar la masa con un pincel con un poco de huevo y hacer unos agujeritos cuidadosamente sobre la masa para que respire
  5. Meter al horno precalentado en modo refractario (arriba y abajo) a 180º C, y dejarla hasta que se vea que la masa está dorada y crujiente, aproximadamente 35 minutos.