IMG_0622.jpg

 

El brócoli es una hortaliza de invierno, y el brocolini le sigue justo detrás... Esta receta se puede hacer tanto con uno como con otro, siempre teniendo cuidado (aun mas con el brocolini), de que quede de un verde brillante y no demasiado hecho. El toque cremoso del tahini, el punto ácido del limón, y el picante de la guindilla, hacen que este plato merezca un éxito seguro. Ah!, y por supuesto se puede hacer perfectamente con la pasta de espelta que repartimos semanalmente con nuestras cestas.

INGREDIENTES (6 personas)

  • 500 gr de pasta (espagueti o pasta de espelta DEM)
  • Un brócoli pequeño dividido en arbolitos, o 400 gr de brocolini
  • 4 filetes de anchoa en aceite
  • 2 dientes de ajo picado
  • Aceite de oliva VE
  • La ralladura de un limón
  • Una pizca de copos de guindilla (cuidado con ésto!)
  • 2 cucharadas colmadas de tahini
  • Caldo de cocer la pasta
  • Parmesano rallado

PREPARACIÓN

  1. Cortar el brocoli o el brocolini en arbolitos y hacerlos al dente. El brocoli necesitará mas cocción que el brocolini, ya que este último en menos de un minuto estará en su punto. 
  2. Freir el ajo picado en una sarten con un poquito de aceite, añadirle la ralladura de limón, los copos de guindilla y las anchoas
  3. Añadir el tahini y el brócoli a la sarten y dar unas vueltas a todo. 
  4. Añadir el zumo de medio limón
  5. Cocer la pasta en agua con sal y colarla reservando un vaso del caldo. 
  6. Añadir la pasta a la sartén donde se encuentra el brocoli, junto con medio vaso de caldo de cocción, dar vueltas a todo, y servir, sin olvidar echarle pimienta de molinillo por encima, y parmesano.
Imprimir