banner-manejo-holistico.jpg

Manejo Holístico, una gestión agroganadera integrada

Hablar de Manejo Holístico de nuestros recursos naturales puede sonar demasiado técnico para quienes están poco familiarizados con el sector agroganadero, pero en Dehesa El Milagro siempre intentamos poner las cosas fáciles y, en este post, os explicamos qué es y cómo lo aplicamos en nuestra granja.

El Manejo Holístico es, en primer lugar, una manera de hacer las cosas, una filosofía que comprende el campo como un todo, en el que cada decisión afecta a muchos aspectos de la actividad agraria.  

Existe otra acepción más limitada de este término, sostenida por Alan Savory y que va en la misma línea. Se trata de la lucha contra la desertificación a través del manejo del ganado en rotación por las distintas áreas. Este significado se podría equiparar al término Agricultura Regenerativa.

La primera vez que escuché estos conceptos fue en un curso impartido por el australiano Darren Doherty, al que asistimos antes de iniciar esta actividad. En nuestro deseo de que DEM fuera un proyecto pionero en España y, sobre todo, convencidos de lo necesaria que es esta forma de gestión del campo en el momento crucial que vive nuestro Planeta, diseñamos su manejo inspirándonos en esta corriente.

Cuando se habla de Manejo Holístico, se suelen mencionar los siguientes principios:

Principios básicos de funcionamiento de la Naturaleza

  • El Ciclo del Agua: el movimiento del agua desde la atmósfera hacia el suelo y viceversa, y sus implicaciones en la vida de las plantas y los animales (incluyendo a los seres humanos).
  • El Ciclo de los Nutrientes: el movimiento de los minerales o nutrientes y sus implicaciones en la vida de los seres humanos, animales y plantas.
  • El Flujo Energético: el movimiento de energía del sol a través de todos los organismos vivos (o que alguna vez estuvieron vivos).
  • La Comunidad Biológica (sucesión ecológica) se desarrolla y evoluciona continuamente; nosotros influenciamos en estos procesos.

Finca Dehesa El Milagro manejo holistico

Principios directrices de este modelo

  • La Naturaleza funciona como un Todo y, por eso, cualquier acción sobre una de las partes afectará en alguna medida a la totalidad.
  • Cada Ambiente responderá de modo diferente a un mismo estímulo. Por eso, es fundamental entender el ambiente en el que actuamos. Humedad, climatología, calidad del suelo, etc.
  • El Ganado puede mejorar la salud de la tierra. Alan Savory cuenta como en su país, Zimbawe, se decidió reducir drásticamente la población de elefantes pensando que eran ellos los culpables de la desertificación y esta medida no arregló nada. Desolado, por ser gran amante de los animales y de la Naturaleza, se dedicó en cuerpo y alma a investigar sobre este problema y llegó a la conclusión de que era el ganado en movimiento el mejor remedio contra el suelo desnudo. (Conferencia TED de Allan Savory)
  • El tiempo es más importante que el número de animales. Como curiosidad respecto a esto, puedo contar que, en nuestro curso, Darren nos mostró un video en el que el CEO de Virgin, Richard Branson, movía los rebaños de vacas con toda facilidad y parcelaba con un sencillo pastor eléctrico que instalaba él mismo en un abrir y cerrar de ojos. Eran vacas negras como las nuestras pero mucho más pequeñas y mansas. En nuestro caso, no ha sido tan fácil, ya que nuestras vacas no son “casi como perros grandes”, como aquellas. Actualmente, parece que la vacada ha ido comprendiendo que tiene que colaborar para beneficiar al suelo y hemos conseguido reducir las parcelas y moverlas cada 4 días.
  • Define lo que estás manejando. Nosotros debimos comprender, en todas sus vertientes, la finca sobre la que debíamos actuar.
  • Plantéate objetivos, define lo que quieres. En nuestro caso, se trataba de producir alimentos de calidad, pero sin olvidar el respeto y el equilibrio de la Naturaleza.
  • Evitar a toda costa el suelo desnudo. Este principio comprende los cuatro procesos fundamentales de la Naturaleza antes citados, que solo son aplicables si hay cobertura vegetal, ya que todos estos principios solo tendrían aplicación a través de las plantas y la vida en el suelo.
  • Monitoreo de los resultados.

Modo de gestión holístico de nuestra finca

La mayoría de las decisiones que tomamos en la Granja Ecológica Dehesa de El Milagro se basa en estos principios que acabo de exponer y, a continuación, paso a describir el modo de gestión holístico de la finca.

Como primera actuación, esta se dividió en dos partes casi iguales, una de praderas permanentes, y la otra de cultivo, alrededor de un núcleo central de naves, vivienda y huerta, en la zona de charcas.

Avicola Dehesa El Milagro

Desarrollamos un sistema de rotación de pastos que nos permite mover la ganadería con un alto número de animales un período corto de tiempo (4-5 días). Esto nos permite asegurar que la presencia de los animales no sobrepastorea los pastos ni compacta el terreno, además de aportar el estiércol como fuente de vida.

El tiempo de recuperación de los pastos es de 60 -70 días. Las plantas, al no ser comidas hasta el límite, tienen energía necesaria para rebrotar sin necesidad de castigar sus raíces. Esto genera un efecto de estructura, es decir, un sustrato mullido que hace que el agua de lluvia se introduzca bien en el suelo y le cueste mucho evaporarse. En otros sistemas en los que no existe casi vegetación o está sobrepastoreado, la lluvia no penetra y se desliza sobre la superficie generando erosión y haciéndose perder toda la capa vegetal generada. Así, favoreciendo la estructura del suelo, nos aseguramos de que el agua permanezca en mayor medida en el suelo.

Además, como aportamos estiércol, comenzamos el ciclo de los nutrientes ya que se convierte en materia orgánica que pasará más tarde a humus y posteriormente a nutrientes. Como no comemos las plantas hasta la base, siempre existe hoja que comience el ciclo energético a través de la fotosíntesis, es decir, siempre tenemos hojas que actúan como paneles solares para transformar la energía solar.

El papel de nuestras vacas, ovejas y aves

Además de rotar el ganado por las praderas como acabamos de explicar, el paso por las hojas de cultivo es muy importante. Estos se introducen en el área de hoja de cultivo, bien en la época de barbecho, bien en la época de rastrojera después de la cosecha, aprovechando así todos los restos de cosecha y abonando con su estiércol.

También disponemos de un rebaño de ovejas que comen en los mismos pastos, por detrás de las vacas, comiendo de forma distinta los pastos y homogeneizando el terreno pastado.

vacas Dehesa El Milagro

Además, disponemos de avícola de puesta y avícola de carne. Ambas especies tienen disponible un área que también aprovechan de forma rotacional y unas edificaciones móviles para su refugio nocturno. En este caso, nos proporciona la gallinaza (un estiércol muy valioso en la Granja por su alto contenido en Nitrógeno) que, junto con el procedente del ovino y el vacuno, llevamos al área de compostado y comenzamos el proceso de fermentación en fases para la obtención de materia orgánica compostada, conocida como humus.

Un circuito cerrado de aprovechamiento

Este compost se reutiliza en el área de la huerta y los frutales y todas las producciones excedentes de la huerta o las no muy adecuadas se utilizan para la alimentación de gallinas y ovejas cerrando de este modo el ciclo. Así, los animales se alimentan de lo que produce el suelo y devuelven al suelo la energía a través del estiércol, bien aportado directamente por ellos, bien en forma de estiércol compostado.

Así es, por tanto, la gestión global de la finca. Todo queda regenerado en la propia finca con una producción sostenible que mejora notablemente cada año y ayuda a mejorar las condiciones.

En los años de sequía, como el pasado y el año en curso, se rompen todos los esquemas. Las plantas no rebrotan en las mismas condiciones, lo que lleva a un reajuste, que puede afectar tanto al número de cabezas de la finca como a la necesidad de forzar la alimentación externa con un sobrepastoreo de lo existente. Se trata de un proceso de adaptación a lo que nos propone la Naturaleza en cada caso.

Resultados positivos del Manejo Holístico. Monitoreo

Las influencias en el medio son evidentes, año a año analizamos la tierra y vemos que los niveles de nutrientes se mantienen o van aumentando, el nivel de  materia orgánica aumenta y productivamente aumentamos el número de cabezas de ganado disponiendo del mismo terreno. Es evidente que los prados aumentan un 10-15 % su producción con el sistema de manejo holístico planteado.

Los inputs de la huerta disminuyen de forma considerable gracias a la utilización de estiércol compostado.

La influencia del manejo holístico en el ciclo de la finca es indiscutible y seguirá influenciando el desarrollo de la misma.

En la Naturaleza, cada elemento cumple su rol para garantizar que no se rompa la cadena de aprovechamiento y, eso mismo es lo que nosotros perseguimos: Que nuestra gestión de los recursos naturales contribuya al mantenimiento y sostenibilidad de todo el entorno.

El suelo, los pastos, los cultivos y los animales son los actores protagonistas de todo este proceso. La relación entre cada uno de estos elementos es lo que determina el Manejo Holístico de la actividad agraria en la granja Dehesa El Milagro, con sus 280 hectáreas de terreno y sus diferentes usos agrarios.