gallina.jpg

Asistimos a la Asamblea anual de ERPA, un gran foro de debate sobre el bienestar de las aves rurales

El equipo de Dehesa El Milagro participa hoy, 9 de febrero de 2018, en la Asamblea General de ERPA (European Rural Poultry Association), una cita de carácter europeo con la asistencia de más de 80 personas vinculadas al sector ganadero y avícola especialmente; entre ellos hay productores -como nosotros-, profesores universitarios, políticos y representantes de organizaciones de defensa de los animales-.

Dehesa El Milagro acude a este evento como miembro de AviAlter (Asociación Avícola Alternativa), representante española avícola en este foro de encuentro profesional europeo, pero nuestra presencia se debe fundamentalmente a que en Dehesa El Milagro tenemos un compromiso firme y real con el cuidado de los animales y toda nuestra actividad ganadera está basada en garantizar lo más posible el bienestar animal.

Por esta razón queremos estar implicados los escenarios de debate del sector, en jornadas como esta en la se hable de los desafíos a la avicultura rural y, sobre todo, relacionado con el bienestar animal.

Estamos seguros de que vamos a aprender mucho y esperamos también poder aportar nuestro granito de arena y nuestra experiencia en la producción avícola que desarrollamos en la Granja El Milagro, en la cría ecológica del pollo de engorde y de gallinas ponedoras.

producción avícola Dehesa El Milagro

Una charla muy enriquecedora con Carlos Terraz, presidente de AviAlter

Dado nuestro interés por la actualidad de la producción avícola, antes de comenzar las sesiones de esta Asamblea General, quisimos hablar con Carlos Terraz, presidente de AviAlter y vicepresidente de ERPA y, previsiblemente,  nuevo presidente de ERPA tras esta asamblea de 2018. Carlos Terraz nos contó que el objetivo principal de la organización es “defender los intereses de las aves rurales ante las autoridades europeas y trabajar para conseguir que se elaboren normas justas y realistas que regulen la amplia variedad de producciones avícolas que existen”. También nos explicó que la normativa europea avícola, “es la más exigente del mundo en cuestiones de bienestar animal” pero, igualmente, es controvertida, puesto que “existen normas mínimas de protección de las gallinas ponedoras diferentes para cada sistema de cría”. Es decir, según el tipo de explotación, de sistema de cría –ecológico, campero, en suelo o en jaula-, se exigen distintos requisitos para garantizar el bienestar de los animales, lo que a su juicio es muy injusto y no permite controles eficaces.

Presentación del nuevo Aval de Bienestar Animal

Precisamente, en relación con el tema de la calidad de las producciones y con la promoción de las mejores condiciones de vida de las gallinas ponedoras, en la reunión de ERPA se presenta el nuevo sistema de certificación que avala ANDA (Asociación Nacional para la Defensa de los Animales). Con este aval se podrán matizar las diferencias existentes entre producciones que la norma europea considera iguales pero que en la realidad tienen diferencias sustanciales en cuanto a su manera de considerar bienestar a las aves. Según aclara Carlos Terraz, ANDA “concederá el uso de su logo para la comercialización de los huevos producidos por gallinas que disfrutan de un bienestar superior a las normas generales; es decir, en aquellas explotaciones en las que pueda certificar que se cumple la normativa pero por encima de lo exigido legalmente”.

certificado huevos Anda-Avialter

Algunos de los parámetros que tendrá en cuenta Anda cuando visite las granjas que aspiren a contar con su aval serán:

-          La cría en un solo nivel, porque su aval descarta totalmente el multinivel.

-          La existencia de iluminación natural dentro del gallinero.

-          La prohibición de toda mutilación.

-          La garantía de que las gallinas cuenten con un parque que realmente aporte bienestar animal, que cumpla con las condiciones para ser un entorno confortable y en el que se encuentren seguras y protegidas de otros animales, entre otros factores.

-          No solo será importante el parque en sí, si no que habrá que demostrar el hábito de las gallinas de acceso al parque.

-          Los huevos procedentes de estas aves solo se podrán envasar en un centro de embalaje exclusivo o ser marcados en la granja de producción de origen, para evitar la confusión con huevos procedentes de otros procedimientos.

La puesta en marcha de este sistema de aval es, para Carlos Terraz, un “pacto con la sociedad, un compromiso con la calidad de lo que ofrecemos al consumidor, porque lo que queremos es visibilizar al máximo las características específicas de los huevos y la carne que llega a los puntos de venta al público”.

Al hilo de la comercialización, durante la reunión también se han puesto sobre la mesa los problemas surgidos con “La viabilidad de las pequeñas explotaciones familiares de aves rurales frente al desafío de una “industrialización” que se desarrolla sobre los valores aportados por las aves rurales”. No olvidemos que la mayoría de las granjas avícolas rurales, las verdaderas, están vinculadas a la tradición familiar pero, como lamenta Terraz, “existe una industria de producción de carne de ave y de huevos que se presenta apoderándose de valores que las pequeñas explotaciones crearon y sí cumplen de facto. Valores como la verdadera cría en libertad (sin eufemismos como ‘libres de jaulas’)”. Y es que, en numerosas ocasiones, la realidad dista mucho de lo que el consumidor percibe en el envasado y el etiquetado que llega a sus casas.

carlos Terraz Erpa Avialter

Evidentemente, del etiquetado obligatorio del huevo y de la información que llega a los consumidores se está hablando también largo y tendido en este evento.

Y aprovechamos aquí para recordaros cómo se identifican la procedencia de los huevos que compráis, según el sistema de cría de la gallina ponedora. El primer número del código que lleva impreso cada huevo hace referencia a la de explotación de origen; aunque no se tiene en cuenta el tamaño de la explotación, que también sería muy importante, pero bueno… esto es lo que hay de momento:

  • Con el 0, se identifican los huevos de producción ecológica. (En los que se enmarcan los productores miembros de AviAlter, entre ellos los huevos de la Granja avícola de Dehesa El Milagro).
  • Con el 1, se marcan los huevos de gallinas camperas. (También productores integrados en AviAlter).
  • Con el 2, se califican a los huevos de gallinas criadas en suelo, aunque incluye también la cría en multinivel.
  • Con el 3, se hace referencia a los huevos procedentes de gallinas criadas en jaulas.

Estas categorías deben estar impresas en el huevo y, además, explicado en el envase.

Control también en la presentación y exposición en la tiendas

La importancia del control del etiquetado es indiscutible pero Terraz considera que también habría que pararse a pensar y controlar cómo se ordena el lineal del supermercado o cómo son los envases de los huevos, porque estos factores también generan mucha confusión en el consumidor. “No tiene sentido ofrecer huevos de gallina enjaulada, o que pasan la vida encerradas y amontonadas en una nave, con una etiqueta que muestra un prado al aire libre, un sol radiante…etc… Eso solo lleva a distorsionar la realidad para confundir y dificultar que el consumidor pueda elegir con criterio y libremente”, argumenta el presidente de AviAlter. Volvemos a lo que comentábamos antes, cada producción debe presentarse tal y como es y no “apoderarse de valores que no le corresponde, por ética y también por respeto al consumidor”.

En cuanto a la carne, en la actualidad, el lío es aún mayor porque el etiquetado no está regulado. Afortunadamente, en esta reunión tenemos la oportunidad de escuchar a Elena Nalón, de Eurogrups for animals, que en su ponencia ‘Mejores vidas para las aves: una prioridad para Europa’ nos hablará de este aspecto con una propuesta similar a los huevos.