IMG_5791.jpg

 

A menudo nos sobra redondo o carne asada y nos aburre seguir comiéndolo de la misma manera, acompañado de su salsa (que por otro lado, a veces se nos ha acabado…)

Esta forma de preparar la carne me recuerda a los “huevos al colchón” que tomábamos en mi casa de niños y de ahí he robado el nombre..

 

PREPARACIÓN

  1. Se corta la pieza de redondo en rodajas de 1 cm.
  2. Se doran la carne en una sartén sazonándola ligeramente con un poco de pimentón o con las hierbas que se desee para darle mas gracia.
  3. Se hace una bechamel espesa y se deja enfriar un poco
  4. Se embadurna una placa de mármol u otra superficie muy lisa son un poco de aceite de oliva, se extiende una capa de bechamel y sobre ella se colocan las rodajas de carne. Se pone bechamel encima de cada una con una cuchara.
  5. Se deja enfriar bien y con un cuchillo se individualiza cada unidad cortando alrededor y para terminar se le da buena forma con la mano.
  6. Se rebozan la rodajas cubiertas de bechamel en huevo y pan rallado
  7. Se fríen en aceite de oliva hasta que adquieran un bonito color dorado
  8. Servirla con salsa de tomate casera.

 

Imprimir