apricots-1522680_1920.jpg

¿Quieres mantener tu fruta con un aspecto envidiable?

Puedes elegir el mejor mantel, la vajilla y cristalería más fina o los más elegantes elementos decorativos… pero si lo que quieres es montar una mesa espectacular en verano… nada supera a la presencia de un buen frutero, cargado con productos de temporada, que ahora son muchos, variados y coloridos. ¿No te parece?

El problema es que, con los calores, las frutas sufren mucho y es conveniente darle a cada una el cuidado que requiere, para garantizar su conservación el mayor tiempo posible, manteniendo no solo su aspecto sino también su sabor y grandes características nutricionales.

En el post anterior ya hicimos un repaso de la mejor manera de conservar algunas verduras y esta semana vamos a repasar cómo conservar algunas frutas de temporada. Así que ve pensando cuáles prefieres incluir en tu compra semanal. Ya sabes que con Dehesa El Milagro tienes fruta ecológica a domicilio siempre que quieras.

Arrancamos con los ALBARICOQUES, uno de los protas de la temporada, que se mantienen bien en una zona con poca luz y fresca. Pero si ya están maduros es mejor conservarlos en la nevera.

El MELOCOTÓN también es uno de los grandes de estas fechas y aguanta bien en un lugar fresco y que esté bien aireado. También lo podemos guardar en la nevera en un contenedor con una hoja de papel de cocina o servilleta para evitar la humedad. 

Y por supuesto, no podemos olvidar la NECTARINA que puedes almacenar en un frutero sin luz directa del sol y cuando estén maduras alargarás su vida si las mantienes en la nevera sin humedad. O la PARAGUAYA, similar en su conservación.

Hay una sugerencia que te puede venir muy bien para melocotones, ciruelas, nectarinas o fresas. Cuando ya no te guste consumir estas frutas porque están demasiado maduras, te sugiero hacer mermelada o trocearlas y al congelador, seguro que encuentras el momento de usarlas en batidos y helados e, incluso, pueden ser un adorno exquisito para cualquier postre.

ciruelas

Y aún quedan CEREZAS. Si todavía tienes o las consigues, puedes dejarlas fuera de la nevera y cuando estén muy maduras las guardas en un tarro en la nevera, evitando que cojan humedad. Lo mismo ocurre con las UVAS que puedes guardarlas en un recipiente en la nevera, pero evitando la humedad. Y es muy importante que las laves justo cuando vayas a consumirlas no antes.

En cuanto a las FRESAS, conviene que las guardes en una bolsa de papel que actúa como barrera antihumedad en la nevera. Si decides meterlas en un tarro o cualquier otro tipo de contenedor, mete también una servilleta o papel de cocina para que absorba la humedad.

Estamos en temporada de FRAMBUESA, y con ellas hay que tener un trato especial. Mételas en un vaso con un poco de agua (como si pusieras unas flores en un florero) y si lo dejas en un lugar fresco y aireado aguantarán hasta una semana más.

frambuesas

Por último, una breve alusión a cómo conservar frescas las hierbas aromáticas, como la ALBAHACA, que la podemos meter igualmente en un vaso con agua (como en un florero) para mantenerla lozana o en un frasco hermético con un trozo de papel de cocina mojado. En general, las aromáticas se conservan bien así durante una semana o algo más.

En Dehesa El Milagro también podemos ofrecerte MELÓN y SANDÍA, aunque no online, los encontrarás en nuestros puntos de venta físicos en La Biosfera de El Corte Inglés de Sanchinarro y Pozuelo.