IMG_3123.jpg

Crema de guisantes y puerros a la menta

 

Esta crema es sencillísima de preparar, una vez que los guisantes están desvainados, claro! Pero son tan especiales los guisantes frescos, que el esfuerzo de pelarlos compensa. Y por que no hacer de la necesidad virtud, inventando un nuevo apasionante juego concurso entre amigos o en familia mientras vemos "Master Chef?: Ganador el que mas vainas desgranadas tenga en su regazo!

INGREDIENTES (6 personas)

  • 3 puerros
  • 375 gr de guisantes frescos (se pueden usar congelados para triturar en crema y reservar los frescos como adorno, porque es la textura crujiente de estos y su sabor dulce lo que hace este plato especial)
  • Un ramillete de menta
  • 150 gr de queso mascarpone (opcional)
  • 900 ml de caldo de verduras
  • Ralladura de limón y algunas tiritas muy finas para decorar
  • Sal y pimienta

PREPARACIÓN

  1. Rehogar los puerros cortados muy finos en una sartén con aceite hasta que estén bien blandos pero evitando que tomen color
  2. Añadir los guisantes (reservando un puñado para decorar) y dar unas vueltas a todo
  3. Salpimentar, añadir el caldo de verdura, y dejar cocer todo a fuego lento durante 10 minutos o hasta que esté la verdura bien tierna
  4. Añadir la menta y pasar el conjunto por una batidora hasta que quede como una crema fina. Pasar por el chino o pasapurés si vemos que se notan las pielecitas de los guisantes y eso nos molesta. Añadir los guisantes restantes la mitad del mascarpone y la ralladura a la crema y y mezclar bien sobre el fuego hasta que quede bien homogénea y los guisantes frescos se hayan ablandado mínimamente, pero sin pasarse, que como mejor están es "al dente"
  5. Salpimentar y servir ya emplatada con una nuez de queso, unas hojas de menta, y unas finísimas tiras e ralladura de limón sobre cada bol.