IMG_7474.jpg

Crostini de berenjenas con pepino a la griega

 

Esta receta se inspira en un plato que se elabora en la Academia Americana de Roma, y como buen plato italiano pone en valor las verduras y mezcla los sabores y texturas sabiamente: La suavidad de la berenjena y la frescura del pepino con menta a la griega. Mi aportación: Picar la berenjena en vez de dejarla en rodajas y disponerla sobre una tostada ligeramente frotada con ajo con un chorreón de aceite. que cada uno elija la forma en que prefiere presentarlo.

INGREDIENTES ( 20 crostini)

  • 2 berenjenas grandes
  • Aceite de oliva VE
  • Dos pepinos pequeños
  • Dos yogures desnatados
  • Un manojo de menta
  • Un limón
  • Sal y pimienta
  • Pan blanco cortado tostadas pequeñas
  • Ajo

PREPARACIÓN

  1. Pelar el pepino y cortarlo en cuadraditos. Espolvorearlo con sal y dejarlo reposar en un colador durante media hora hasta que suelte jugo
  2. Pelar las berenjenas dejando unas tiras sin pelar, cortarlas en rodajas de 7 mm y ponerlas con dos cucharadas  de aceite en una sartén para que se hagan. Salarlas y taparlas para que suden y no se sequen. Darles la vuelta a los 5 minutos y dejarlas hacerse otro poco por el otro lado. Cuando estén bien tiernas apartarlas del fuego y picarlas finamente. Salpimentar y  reservar.
  3. Mezclar el yogur con un buen chorreón de aceite, sal, pimienta, jugo de limón y la menta picada.
  4. Escurrir bien el pepino y añadirlo al yogur. Mezclar bien todo y probar de punto de sal y de menta.
  5. Montar los crostini, tostando el pan, frotándolo con muy sutilmente con ajo, unas gotas de aceite, la berenjena picada y rematar cada canapé con la mezcla de pepino y yogur.
  6. Decorar cada crostini con unas hojas de menta (o hierbabuena) antes de servir