IMG_9631.jpg

 

Esta ensalada no se llama así por que se la tome un espía ruso, sino que procede de un restaurante de Manhattan con ese nombre.. El Kale es la hortaliza de moda en esa ciudad, donde lo que ocurre en cualquier sector es lo mas puntero. Allí se decide lo que se debe o no se debe comer, seguramente siguiendo a los pioneros en temas de alimentación sana que son los californianos. Esta col se lleva los laureles por los beneficios que aporta a nuestra salud. Un aliño fuerte, un buen masaje al aliñarla y compañeros de receta sorprendentes y llenos de color , como aquí ocurre con la calabaza, hacen de este tipo de ensaladas un entrante muy apetecible, que por su novedad  animará la conversación entre los comensales.

INGREDIENTES (4 personas)

  • 3 hojas de kale, quitado el nervio central
  • Una rodaja de 1 cm de calabaza cortada en cubos pequeños
  • 50 gr de queso cheddar (u otro queso ) cortado en cubos pequeños
  • Un puñado de almendras picadas groseramente (oups! olvidé ponerlas!, así que estará aun mejor la que hagáis vosotros..)
  • Zumo de limón
  • Aceite de oliva VE
  • Sal
  • Parmesano (u otro queso) para espolvorear

PREPARACIÓN

  1. Calentar el horno a 200ºC y meter los cubitos de calabaza sobre la bandeja cubierta con papel de horno bien embadurnados con aceite de oliva VE y sazonados con sal y pimienta. Estar pendiente, y cada 15 minutos darles al vuelta par que se doren por igual por todos los lados. A los 20 minutos aproximadamente observar si están ya tiernos (dependerá del tamaño de los cuadraditos) y sacar del horno.
  2. A continuación tostar las almendras en el horno igualmente, durante aproximadamente 10 minutos, dandoles la vuelta una vez. Reservar
  3. Hacer una vinagreta con aceite de oliva, zumo de limón y sal, y añadirla al kale que habremos cortado en tiras finas. Como he repetido otras veces, a esta hoja le conviene un buen masaje, (como si fuera tonto el Kale!, a cualquiera!) al aliñarla, con el fin de ablandarla un poco.
  4. Pasados unos 15 minutos, añadir el resto de los ingredientes a la ensaladera, colocándolos sobre la ensalada y removiéndolola ligeramente con los cubiertos de servir. Espolvorear con el parmesano rallado y a la mesa!
Imprimir