IMG_5647.jpg

 

El goulash es un plato húngaro cuyo condimento  es la  "Paprika", una especia que se consigue moliendo pimientos rojos, exactamente igual que nuestro Pimentón de la Vera. Sin embargo, este último se diferencia en que tiene un ligero sabor ahumado debido al tostado de los pimientos sobre leña antes de la molturación.

INGREDIENTES (6 personas)

  • 1 Kg de carne de ragú
  • 2 cebollas grandes o cebolletas
  • 4 dientes de ajo
  • 3 zanahorias
  • 1 puerro
  • 4 tomates
  • 1 ramita de perejil
  • 1 cucharada de comino en polvo
  • 1 cucharada de pimentón dulce (se puede añadir un poco de picante)
  • 2 hojas de laurel
  • 1 pimiento rojo grande
  • Pimiento paprika, un poco de chile picante o cayena (si no habeis echado pimentón picante)
  • Harina para rebozar la carne
  • 1 litro de vino tinto
  • Sal y pimienta recién molida al gusto
  • 100 ml de aceite

 

PREPARACIÓN

  1. Calentar el aceite en una cazuela de fondo grueso, enharinar los trozos de carne y marcarlos en la cazuela hasta que queden dorados. Reservar.
  2. En la misma cazuela en la que habrán quedado restos de harina, que nos servirá para espesar la salsa, rehogamos durante 10 minutos a fuego lento puerros, cebolla y ajos, todo ello picado.
  3. Cuando este sofrito esté en su punto, añadir el pimentón y darle una vuelta pero siempre a fuego muy suave, teniendo cuidado de que no se queme.
  4. Picar la cebolla y el pimiento finamente, y rallar el tomate. Añadir estos ingredientes a la cazuela y dar unas vueltas con una cuchara de madera para que se mezclen bien los sabores.
  5. Añadir el perejil picado y la pimienta de cayena, chile o pimiento húngaro si os gusta el picante.
  6. Añadir la carne y un vaso de vino tinto
  7. Añadir las hojas de laurel y dejar cocer durante 15 minutos
  8. Añadir el resto del vino, o si prefieres un sabor mas suave se puede sustituir parte del vino por caldo
  9. Dejar cocer a fuego lento hasta que la carne esté tierna y la salsa tenga una buena consistencia. Será aproximadamente una hora y media.
  10. Servir con perejil picado por encima y acompañado de patatas cocidas o arroz
  11. Los húngaros rematan este plato con un chorreón de nata agria, pero esto es opcional.
Imprimir