IMG_9866.jpg

 

Coliflor con bechamel, espinacas con bechamel...son platos familiares de toda la vida, pero las acelgas suelen acompañarse tristemente de patatas y poco mas.. En este blog que pretende ofrecer formas nuevas de preparar las verduras he ido dando muchas ideas para animar esta versátil hortaliza, y hoy propongo esta tradicional forma de prepararlas inspirada del libro "Verdure", editado por Rome Sustainable Food Project, ligado a la Academia Americana en Roma. Su gran originalidad: sustituir el queso gratinado que normalmente lo cubre con unas crujientes migas tostadas espolvoreadas de parmesano en el último momento.

INGREDIENTES (6 personas)

  • 750 gr de acelgas
  • Salsa Bechamel hecha con 700 ml de leche, 60 gr de harina, y 60 gr de mantequilla
  • 2 tazas de migas tostadas
  • 80 gr de parmesano recién rallado
  • 1 cucharada de mantequilla para untar la fuente

PREPARACIÓN

  1. Lavar las acelgas y separar las hojas de las pencas. Cortar las pencas en diagonal en trozos de 6 cm aprox., y las hojas en trozos medianos.
  2. Poner agua a hervir, y cuando rompa el hervor, añadir la sal y las pencas. Dejarlas cocer aproximadamente 4 minutos y a continuación añadir las hojas. Cocer todo junto unos 6 minutos mas, o hasta comprobar que ambas están hechas.
  3. Escurrir las acelgas y extenderlas sobre una fuente para que se enfríen.
  4. Mientras tanto prepara las MIGAS TOSTADAS: Estas se pueden encontrar ya hechas en los comercios, pero si no es fácil hacerlas picando con el cuchillo pan del día anterior. Mezclarlas con 80 ml de aceite de oliva. Extender las migas en una bandeja de horno y meterlas en éste precalentado con la función grill. Estar muy atentos, y cuando empiecen a coger color, sacarlas y removerlas para que se tuesten todas por igual. Una vez que se haya conseguido un bonito color dorado, separar esta cantidad en dos y picar la mitad muy finamente con el cuchillo, dejando la otra mitad con la miga mas gruesa.
  5. Mientras tanto hacer la BECHAMEL a la manera tradicional: Derritiendo la mantequilla, añadiendo la harina y removiendo ambas hasta que empiece a burbujear, pero con cuidado de que no se tueste la harina. Por último, y con mucho cuidado, la leche en pequeñas cantidades y removiendo sin parar para ir mezclando bien los tres ingredientes. Una vez añadida toda la leche, añadir la sal y nuez moscada a gusto, y seguir removiendo uno o dos minutos.
  6. Cuando las acelgas estén suficientemente frías para poder manipularlas, apretarlas bien entre las manos para extraer el agua de cocción.
  7. Añadir 50 gr de parmesano rallado a la bechamel aún caliente y mezclar bien.
  8. Añadir las acelgas escurridas a la bechamel.
  9. Untar la fuente de horno con un moco de mantequilla y colocar encima una capa de migas picadas finamente.
  10. Verter la mezcla de bechamel y acelgas sobre la capa de migas de base.
  11. Meter la fuente al horno hasta que apreciemos que el plato ha cogido temperatura y la superficie esté dorada
  12. Para rematar el plato, extender otra capa de migas tostadas mas gruesas sobre las acelgas, y por último espolvorear con el parmesano rallado restante.
Imprimir