Hortalizas-y-frutas-dehesa-el-milagro.jpg

Temporada alta en la huerta ecológica de Dehesa El Milagro, gran variedad y máxima calidad

Aunque no lo creáis, el verano llega, qué sííí! Que tenemos días preciosos por delante y el sol brillará sobre nuestras cabezas en menos que canta un gallo. Luego, nos quejaremos del calor… ¿verdad?

El caso es que de lo que ya podemos disfrutar es de ese amplio abanico de ricas hortalizas y frutas de la temporada primavera-verano.

En Dehesa El Milagro te garantizamos frescura, variedad y calidad en todos los alimentos que seleccionamos para nuestras cestas ecológicas. Desde la huerta de nuestra finca de Toledo o desde cualquiera de nuestras huertas asociadas del territorio español, podemos asegurar que recibirás la mejor cesta de verduras ecológicas que puedas degustar (Te recuerdo que existen varios tamaños, que se pueden ajustar a diversos tipos de familias, pero que también puedes crear tu propia cesta, según las necesidades personales).

tomates

Nuestra huerta ecológica está increíble

Las tomateras van subiendo a todo tren, la planta de calabacín se esparcen como un pulpo y los calabacines cogen tamaño, las lechugas van coloreando- en su maravillosa gama de verdes-, las judías crece que crece, las berenjenas siguen engordando y la calabaza cacahuete va tomando su característica forma de pera y su potente color anaranjado.                     

En fin, y las zanahorias, las acelgas, los pimientos, los rábanos, las cebolletas, los ajetes, la remolacha… estos días, el escaparate de la huerta Dehesa El Milagro está rebosante.

lechuga y berenjena

Tenemos mucho que ofrecerte, y recuerda que la primavera y el verano son épocas extraordinarias para aprovisionar a nuestro organismo de los múltiples beneficios que aportan las verduras. En el caso de los tomates, los reyes de la temporada, tenemos además nuevas variedades como el tomate Muchamiel -de gran tamaño-, o el tomate Óptima -perfecto para elaborar ese gazpacho que empieza a estar en la cabeza de todos-.

Frutas al rojo vivo

En cuanto a las frutas, ¡la cosa está al rojo vivo! Ya te imaginas, ¿a que sí? Estamos recolectando una fresa intensa, la mires por donde la mires, variedad Mara Des Bois. Igual que las cerezas, muy vistosas, con una carne apretada y muy sabrosa. También llega el albaricoque, suave, dulce, delicioso…

cereza y fresas

Vamos, que no tienes excusa, es el momento de engancharte a una dieta sana, equilibrada y ecológica, rica en frutas y vegetales. Según los expertos, mantener una buena alimentación no solo será bueno para la salud sino que además prolonga la esperanza de vida.  Aportan fibra, agua, vitaminas, proteínas, minerales, grasas saludables y lo bueno es que podemos aprovechar la gran variedad de productos de temporada.

¿Quieres algunas recomendaciones culinarias?

De nuestro recetario particular extraemos algunos platos muy apropiados para dar salida a tus frutas y verduras favoritas de primavera-verano:

-          Remolacha rellena

-          Ensalada de calabaza y colirrabano

-          Asadillo de pimientos

-          Espagueti de Calabacín a l’arrabiata

-          Gazpacho andaluz

Y no podemos terminar este post sin citar e insistir en que todo lo que llega de nuestra huerta a tu casa se cultiva manteniendo los principios de la Agricultura ecológica 100%:

  • Hortalizas de temporada, evitando forzar la Naturaleza.
  • No usamos productos químicos.
  • Enriquecemos la tierra con compost que elaboramos nosotros mismos en el “montón”, a partir de estiércol y de restos vegetales de la propia huerta. (ciclo cerrado)
  • Asociamos cultivos. Unas variedades favorecen el buen desarrollo de otras...
  • Promovemos la Biodiversidad Sembrando flores atractivas para insectos depredadores de plagas, y setos donde se pueden alojar (crisopas, sírfidos, avispas; etc)
  • Mantenemos y promovemos la Fertilidad del Suelo, aportando materia orgánica en forma de compost, haciendo rotaciones de cultivos  y sembrando leguminosas para fijar nitrógeno en el terreno de forma natural.
  • Colaboramos a la captación de CO2, (cubiertas vegetales, setos, etc.), e indirectamente, a reducir su emisión por el uso integrado de residuos, (evitando su transporte al vertedero) y rechazando productos químicos de síntesis que lleva asociada la emisión de gases de efecto invernadero.