lasan_a-de-verduras.jpg

 

En esta primavera tardía en la que ya despuntan las variedades de hortalizas estivales como la berenjena y el calabacín, a Maritza y a mi se nos ocurrió esta forma de prepararlas combinándolas con las fieles acelgas, que aún componen nuestra cesta  que muy pronto, cuando llegue el calor, desaparecerán. Es un plato muy fácil de hacer, que se puede tener preparado de antemano, y que gana cuando ha pasado una noche en la nevera y se sirve bien frío. Se puede hacer en porciones individuales, colocando las verduras en el interior de un aro (como en la foto), o bien en una fuente profunda de horno, como en la receta que explico a continuación.

INGREDIENTES (6 personas) 

  • 2 calabacines medianos
  • 3 berenjenas medianas
  • Un manojo de acelgas
  • Una cebolla picada
  • Un tarro de tomate frito Dehesa el Milagro
  • Mayonesa casera hecha con un huevo
  • Unas hojas de albahaca picada
  • Sal y aceite

PREPARACIÓN

  1. Pelar las berenjenas y cortarlas en rodajas de 1 cm aprox. Espolvorearlas por ambos lados con un poco de sal y dejarlas reposar sobre una rejilla para que suelten el amargor. Pasada media hora secar bien con papel de cocina el agua que hayan soltado.
  2. Cubrir la bandeja del horno con papel vegetal, pintarlo con una capa fina de aceite con ayuda de un pincel y colocar las rodajas de berenjenas encima. “Pintarlas” con aceite de oliva y espolvorearlas con las aromáticas elegidas. Tapar la bandeja con papel de aluminio, (con la parte brillante hacia dentro por si eso que dicen de que es nocivo fuera verdad…que parece que esa es la cara mas protegida) para que las berenjenas salgan mas jugosas. Sacarlas del horno cuando estén muy tiernas y reservar.
  3. Proceder de la misma manera con el calabacín, en este caso, dejando unas tiras de piel longitudinales al pelarlo y reservar.
  4. Cortar las acelgas lavadas separando las pencas de las hojas y picando todo por separado bastante finito. Poner a cocer las pencas en agua con sal sobre las que colocaremos un utensilio de vapor adaptable a la olla y en el pondremos las hojas cuando las pencas lleven unos minutos cociendo. Las hojas de las acelgas se hacen mucho mas rápidamente que las pencas y por eso utilizamos este tipo de cocción por separado.
  5. Hacer un sofrito con la cebolla picada, y cuando ésta esté tierna pero sin que tome color añadir las acelgas (hojas y pencas mezcladas y bien escurridas, incluso apretándolas un poco para que suelten bien el agua), la salar y agregar el toque de comino y rehogar el conjunto unos minutos. Reservar y dejar enfriar.
  6. Elegir una fuente tipo Pyrex (o de loza, pero profunda) mediana y montar el plato, sazonando entre capa y capa si es necesario. Empezar por las rodajas de berenjenas, tomate frito, acelgas, mayonesa mezclada con tomate, calabacín, tomate frito, acelgas, tomate con mayonesa, berenjenas, y terminar con una capa de tomate frito. Entre capa y capa espolvorear ligeramente con las aromáticas que se desee, (idealmente orégano y albahaca)
  7. Adornar con mayonesa y hojas de albahaca poniendo en práctica el arte que cada uno tenga.
Imprimir