cabeceranoticia-845x321.jpg

Nuestro amigo Javier Barcáiztegui, Premio Mingote 2015

Nuestro amigo Javier Barcáiztegui, Premio Mingote 2015

Con casi dos meses de retraso, pero nunca es tarde si la dicha es buena, me enorgullezco de publicar en esta página la concesión del Premio Mingote a nuestro amigo Javier Barcáiztegui. Los primeros días de Junio se fallaron los  Premios Internacionales de Periodismo de ABC entre los que se encuentra el que acabo de mencionar. Se asocian a él El Mariano de Cavia, por un artículo aparecido en el año, y el Luca de Tena, por una trayectoria Profesional, que este año recayeron en Carlos Herrera y Miguel Henrique Otero respectivamente. Este premio se instauró en 1966 y lleva el nombre del primer galardonado, el inigualable Antonio Mingote, a quien Javier valora con estas palabras: «Me enseñó cosas increíbles, como colorear con un poso de café un trocito de papel. Yo le quería mucho y creo que él a mí también. Era una gran persona y una leyenda dentro de los dibujantes». Javier rememora aquellas tardes junto a Mingote y sigue diciendo «a mí me influyó totalmente. Él era mayor que yo y, sin embargo, le solía decir que sus dibujos era más modernos que los míos. Esos trazos tan rápidos que hacía eran fruto de tres o cuatro dibujos que había hecho antes a lápiz. Tengo guardado uno que me regaló como si fuera un gran tesoro. Era muy divertido y creo que pensaba que yo no dibujaba mal».

Conocí a Javier por un amigo común, y le pedí su colaboración para ilustrar nuestras hueveras y aunque nos dejó claro desde el principio que lo suyo no era dibujar animales, y que difícilmente podría colaborar con una Granja, reconoció sentirse atraído por nuestro proyecto y un día por sorpresa apareció con 3 dibujos de regalo: El Granjero, La Cocinera y una humilde Gallinita. Esa gorda feliz de ancha boca de carmín y zarcillos de oro bien podría haber preparado las viandas que se preparaban en las cocinas de la Jaralera para el marqués de Sotoancho y su adusta madre.

Empezando el mes de Diciembre del año pasado recurrimos a Javier para que nos hiciese la Felicitación Navideña, y nos regaló un dibujo de una pareja de ancianos que riega con emoción una plantita, representando así lo que él veía en El Milagro: Un proyecto que se cuida y se mima con ilusión y que poco a poco va creciendo.

“Javier, desde aquí te felicitamos por tan importante premio, y te agradecemos tu generosa colaboración con nuestra granja. No olvides, aunque te pese, hacer extensivo este agradecimiento a Barca, ese geniecillo que se aloja en tu bolsillo, ese “Otro Tú” que es el que realmente dibuja y que según me dicen se está volviendo horriblemente insoportable con tanto agasajo y felicitación.”