IMG_3621-845x321.jpg

Esta fábrica se encuentra en Cuacos de Yuste, en la Vera Cacereña. Me llamaron la atención las latas del pimentón Las Hermanas por su divertido diseño y decidí ir a visitar la empresa para añadir este producto a nuestra oferta y así poder conocer in situ el proceso de elaboración de esta especia tan típica de nuestra zona.

Nos recibieron Miguel y su hija Alicia, una de las hermanas que dan nombre a la marca. Nos enseñaron la fábrica de arriba abajo y tuvimos la suerte de poder verla en funcionamiento. Padre e hija son personas encantadoras y vitales, de esas que ponen el corazón en lo que hacen, y mientras recorríamos las distintas áreas de la pequeña industria nos pormenorizaban los sucesivos procesos de selección del pimiento, molienda, envasado y almacenaje. A continuación os relato escuetamente lo que nos contaron:

    • La marca Las Hermanas la llevan Alicia y su hermana Raquel, que han querido crear una línea gourmet, pensando en el cliente final con latas de de un originalísimo diseño, y con Denominación de Origen. Miguel sigue a cargo de la marca matriz, Los Extremeños, que se presenta en bolsas y se dirige a una clientela que busca el “a granel”.
    • Los tipos de pimentón que existen son el dulce, picante y agridulce. Este último es el más utilizado en la zona, aunque para mí era desconocido.
    • Para elaborar el pimentón se utilizan dos variedades de pimiento: Jaranda y Jeromín, siendo este último el picante, el primero el dulce y para el agridulce se utiliza una mezcla de los dos. Bola y Jariza son otras variedades típicas de la zona, pero Miguel y Alicia nos explicaron que con las dos primeras se consigue el sabor y la textura perfecta.
    • Una de las normas de la DO es que los productores pertenezcan a la Vega del Río Tietar o a la Vega del Río Alagón. Para asegurar la calidad del pimiento, se provee a los agricultores de la semilla certificada. Estos productores recogen el pimiento a finales de agosto, principios de Septiembre y lo asan con leña de encina o roble para deshidratarlo y por eso tiene ese sabor ahumado característico.
    • La molienda del pimiento tiene lugar desde Octubre a Diciembre y se hace pasándolo 7 veces por los molinos de piedra para conseguir un polvo finísimo. Está permitido agregar una pequeña cantidad de aceite de girasol para reducir un poco la volatilidad del pimentón. Una vez finalizado este proceso se almacena en sacos a la espera del envasado.
    • AL final de la visita nos quiso enseñar Miguel unas tablillas con muestras de pimentón, a las que parecía dar mucha importancia, un poco como si fuera su tesoro escondido. Cada una de ellas contenía el pimentón molido en un día y cada muestra era de un origen distinto. Como el enólogo en el vino o el catador de aceite de oliva VE, Miguel es especialista en pimentón y sabe calificar la calidad del mismo según su color, y así, catalogándolo podía saber que productor daba mejor calidad, y adjudicarlo según los clientes.

Me encanta visitar a productores artesanos que trasmiten su pasión por lo que hacen. En este caso, como ocurre a menudo es una empresa familiar, fundada por Don Salvador López Pérez en 1940 continuada por su hijo Miguel López y ahora, con una nueva cara renovada y adaptada a los nuevos tiempos, por la nietas de Don Salvador Alicia y Raquel. No conocí al abuelo pero seguro que tenia la misma fuerza que su hijo y su nieta. Es una gran alegría para mi el poder ofrecer a mis clientes un producto de calidad cuidado por dentro y por fuera porque en Dehesa el Milagro compartimos con Alicia la filosofía de que los productos además de ser excelentes se deben presentar con la misma excelencia.

No dejéis de consultar su magnifica página web, en la que se cuenta la historia de la empresa, apariciones en prensa y sobre todo un recetario muy extenso.

Imprimir