pasta-de-espelta.jpg

 

La pasta de Espelta, es reconocida como más saludable que la harina refinada, por ser un glúcido de absorción mas lenta. Además de tener de antiguo, reputación por sus propiedades beneficiosas, al elaborarla con Canela y Guindilla, se incorporan unos sabores muy especiales, con un resultado realmente apetitoso.

INGREDIENTES (6 personas)

  • 2 Berenjenas
  • 400 grs de Pasta de Espelta
  • 200 grs de Queso Parmesano
  • 2 Cebollas
  • 1 Guindilla
  • Una o dos ramas de canela
  • 1 vaso de Aceite de Oliva VE
  • sal 

PREPARACIÓN 

  1. Lavar las berenjenas, cortar la puntas y cortarlas en rodajas de un centímetro de grosor
  2. En una bandeja de horno untada con aceite de oliva disponer las rodajas sin superponer, salar ligeramente y rociar con un chorrito de aceite de oliva. Introducir en el horno , precalentado, con el grill encendido durante cinco minutos por cada lado. Cortar las berenjena ya tiernas en palitos, reservando algunas en rodajas enteras para decorar el plato por encima. Retirar y reservar.
  3. Cortar la cebolla a pluma, y saltearla en una sartén con un poco de aceite hasta que se dore ligeramente, y quede tierna pero no exageradamente para que no pierda mucho volumen. Reservar.
  4. Con un pelador de patatas obtener unas cuantas virutas de queso parmesano y rallar el resto de queso.
  5. Cocer la pasta de espelta en agua salada, con la guindilla y la rama de canela, hasta que la pasta esté al punto. Escurrir y salpimentar. Para el amante de las comidas picantes, ponerle unas rodajitas de guindilla en la pasta escurrida y aderezada con el resto de ingredientes, en vez de ponerla en la cocción.
  6. Incorporar la berenjena asada, la cebolla salteada y las virutas de parmesano. Espolvorear con queso rallado y servir.
Imprimir