IMG_19841.jpg

 

Las mismas patatas y tres formas distintas de prepararlas. Jamie Oliver, chef  mediático por excelencia y que se caracteriza por la espontaneidad en la cocina, seguro que echó mano de las hierbas y grasas que tenía ese día a mano, y os recomiendo que hagáis lo mismo si os falta algún de los ingredientes de esta receta.. lo importante es la forma de hacerlas, con dos horneados sucesivos, que hacen que queden muy crujientes por fuera y muy tiernas en el interior. Romero y tomillo no son nada nuevo, pero para mi,  la versión con salvia y piel de mandarina es original y deliciosa! Otro detalle que diferencia esta receta es que junto con las patatas se asan dientes de ajo sin pelar. Me encantan!

INGREDIENTES (8 personas)

  • 1,5 de patatas peladas
  • Sal marina
  • Pimienta de molinillo
  • Aceite de Oliva VE
  • Una cabeza de ajos separada en dientes

PRIMERA VERSIÓN

  • Aceite de oliva VE
  • Un chorreón de vinagre de vino tinto
  • 1 ramito de romero, solo las hojas

SEGUNDA VERSIÓN

  • 50 gr de mantequilla en daditos
  • Un ramito de hojas de salvia picadas
  • 1 mandarina (o naranja)

TERCERA VERSIÓN

  • Grasa de pato (también se puede usar manteca de cerdo ibérico)
  • Un ramito de tomillo, picado
  • 2 hojas de laurel

PREPARACIÓN

  1. Precalentar el horno  a 190 ºC
  2. Pelar las patatas y cortarlas en trozos regulares
  3. Lavarlas en agua fria para eliminar el almidón y cocer en agua con sal durante 7 minutos. Escurrirlas y dejarlas enfriarse durante 3 minutos. Pasado este tiempo, menear un poco las patatas en el escurridor (esto contribuirá a que resulten mas crujientes)
  4. Colocar las patatas en una fuente de horno y añadir la grasa que se decida, así combo sal y pimienta. Remover bien para que el aceite quede totalmente integrado y cubra bien las patatas. Añadir los dientes de ajo a las patatas. En este momento se pueden guardar en la nevera para usarlas mas adelante, incluso  al día siguiente.
  5. Meter en el horno durante 30 minutos, o hasta que queden ligeramente doradas.
  6. Separar en tres pequeñas fuentes de horno, ya que tendremos tres opciones
  7. Preparar cada uno de los condimentos :
  8. El aceite, romero, ajo y un toque de vinagre. Mezclar bien y añadir a las patatas.
  9. La mantequilla, salvia y uns peladuras finas de mandarina, que darán a las patatas un sabor sorprendente
  10. La grasa de pato, el tomillo y el laurel picados
  11. Añadirlos a cada una de las fuentes de patatas, mezclar bien y meter en el horno durante 4o minutos mas o hasta que queden bien tostadas y apetitosas.
Imprimir