pisto-reinventado.jpg

Pisto reinventado

 

Los sabores son los mismos, pero yo creo que el orden de factores si altera el producto, porque el hecho de cortar las hortalizas en dados muy pequeñitos, y colocarlas en capas en vez de mezcladas da lugar a un plato mucho mas refinado que el pisto casero tradicional. En este caso como vienen los grandes calores,  y me encanta tomarlo frío, lo he acompañado de anchoas; pero mas avanzado el verano, con esos últimos calabacines y berenjenas de temporada, cuando se vayan acortando los  días, podéis hacerlo templado o caliente coronándolo con un huevo escalfado de nuestra Granja.

INGREDIENTES (4 o 5 personas) 

  • 2 calabacines medianos cortados en cubitos pequeños
  • 2 berenjenas grandes cortadas en cubitos pequeños
  • 2 cebollas medianas picadas
  • 2 pimientos verdes picados
  • 3 tomates grandes pelados y cortados en trozos medianos  y quitadas las pepitas
  • ·3 dientes de ajo fileteado
  • 2 latas de anchoas
  • Pan de masa madre cortado muy fino
  • Aceite de oliva VE
  • Sal
  • Orégano

PREPARACIÓN

  1. Meter el calabacín y la berenjena por separado sobre dos bandejas de horno forradas con papel engrasado durante aproximadamente 20 minutos, o hasta que se aprecie que la verdura está tierna. Reservar en boles separados y sazonar ligeramente dandole unas vueltas con una cuchara de palo para que se integre bien la sal.
  2. Mientras se asan el calabacín y la berenjena poner la cebolla y el pimiento verde a pochar en un sartén con un poquito de aceite, tapánola para que se reblandezca sin que tome color.
  3. Pochar el tomate en una sartén con 2 cucharadas de aceite y una cucharadita de azúcar panela. Dejarlo cocer a fuego lento, tapado hasta que empiece a deshacerse , pero sin que llegue a reblandecerse completamente. Deben notarse los trozos de tomate enteros que habrán soltado jugo. Espolvorear con una cucharadita de orégano.
  4. Para montar el plato, ir rellenando el aro con el siguiente orden: Berenjenas, una cucharadita de tomate frito bien repartido sobre esta primera capa, cebolla con pimiento, calabacín, y por último el tomate estofado espolvoreado con orégano. Completar el plato con pan tostado y anchoas colocados a uno y otro lado.

NOTA: Como vereis, en este plato, lo único pesado es cortar las verduras. Es posible hacerlo antes, incluso el día anterior y guardarlas en la nevera, y así será mucho mas sencilla la preparación a la hora de la comida.