IMG_64121.jpg

 

El pollo admite multitud de preparaciones, y en este caso los ingredientes dulces como la piña y la leche de coco evocan la cocina tailandesa en la que es habitual mezclar sabores. La lima le dará además un contrapunto muy interesante, y el que sea amante del picante, que se anime a mezclar mas sabores!

INGREDIENTES (6 personas)

  • 4 contramuslos de pollo sin piel ni hueso
  • Un diente de ajo
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 250 gr de piña
  • 1 tomate troceado sin piel ni pepitas
  • 1 1/2 dl de vino blanco
  • Un poco de harina para rebozar el pollo.
  • Un chorreón de salsa de soja
  • Una lata de leche de coco (1/2 l)
  • 20 gr de coco rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta recién rallada
  • Una lima cortada en gajos (opcional)

PREPARACIÓN

  1. Enharinar los trozos de pollo y dorarlo con un poco de aceite. Reservarlo
  2. Pelar y picar la cebolla y la zanahoria y rehogarlas en la misma cazuela que el pollo.
  3. Añadir el ajo pelado y picado y rehogarlo también.
  4. Añadir la piña troceada  y el tomate y cocerlo hasta que se evapore el agua.
  5. Desglasarlo con el vino y cocerlo hasta que se reduzca a la mitad.
  6. Incorporar la salsa de soja y la leche de coco y a continuación los trozos de pollo y dejar cocer todo a fuego lento durante 25 minutos.
  7. Servirlo con coco rallado y arroz salvaje.
  8. Servirlo con zumo o unos gajos de lima.
Imprimir