IMG_0778.jpg

 

Una vez mas los puerros en tartaleta! Pero esta es un poco especial.. La masa, como en ocasiones anteriores está hecha con harina integral de espelta, mucho mas sana que la harina refinada de trigo; pero esta vez toma como modelo la famosa Tarta Tatin de manzana, esa que según la leyenda crearon las hermanas del mismo nombre para salvar unas manzanas que habían cocido demasiado a causa de un despiste. Aquí los puerros deben de cocer también un buen rato para adquirir ese punto de suavidad que los hace deliciosos. Además, siendo esta una hortaliza de un sabor muy fino y ligeramente dulce, admite muy bien el toque de azúcar caramelizado tan típico de esta tarta.

INGREDIENTES (4 personas)

  • 6 puerros medianos cortados en trozos de 3 cm
  • Aceite de Oliva VE
  • 1 cda de mantequilla
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • Sal y hierbas aromáticas (romero, orégano, tomillo..)
  • Masa quebrada de harina integral de espelta

MASA QUEBRADA DE ESPELTA: 300 gr de harina integral de espelta , 125 gr de mantequilla, una pizca de sal,  70 ml de agua.

PREPARACIÓN

  1. En primer lugar hacer la masa quebrada. Poner la harina en un bol , hacer un agujero en el centro y poner la mantequilla y el resto de ingredientes, y mezclar todo con cuidado amasando bien. En la Thermomix se hace en un momento siguiendo los pasos indicados. Dejarla reposar en el frigorífico durante 20 minutos.
  2. Colocar los trozos de puerros  muy juntos idealmente en una sartén con tapa o una cazuela baja que podamos meter después en el horno. Espolvorearlos con las aromáticas  y sazonar. Añadir un dedo de agua y una cucharada de aceite.
  3. Dejar cocer los puerros a fuego muy bajo durante tiempo suficiente para que  queden muy tiernos. Aproximadamente una hora. Vigilarlos para que no se quemen y  siempre tengan un poco de jugo.
  4. Una vez que los puerros hayan alcanzado su punto, retirar la tapa, espolvorear con el azúcar moreno y seguir seguir cociéndolos hasta que quede  muy poco jugo y reservar.
  5. Precalentar el horno a 160ºC
  6. Si la cacerola elegida puede meterse en el horno, cubriremos los puerros con la masa quebrada en este mismo recipiente. Si no se puede, engrasar un plato de horno, idealmente un pirex redondo de cristal de poca profundidad de aproximadamente  22 0 24 cm de diámetro y colocar de forma ordenada los trozos de puerro en esta fuente.
  7. Extender la masa con el rodillo hasta alcanzar un tamaño un par de centímetros mayor que la superficie que ocupen los puerros
  8. Poner, bien repartidos, unos trocitos de mantequilla sobre los puerros y colocar cuidadosamente la masa encima. Pincharla un poco con un tenedor  y "remeterla"  hacia abajo, apretándola bien  contra la pared del recipiente para que queden herméticamente cerrados.
  9. Meter la fuente o la sartén en el horno y sacarla cuando se vea que la masa que cubre la tarta está hecha, que será aproximadamente en 20 minutos.
  10. Separar la tarta de los bordes de la sartén con un cuchillo, y desmoldarla sobre un plato a la manera que se hace con las tortillas de patatas. La masa deberá quedar como base de está tartaleta.
Imprimir