noticia_zanahoria.jpg

 

Hoy os ofrecemos zanahorias moradas en nuestra cesta. Lejos de tratarse de una nueva variedad de hortaliza, esta zanahoria ha existido siempre, si bien a partir del SXIX se dejó de utilizar a favor de la variedad naranja, y la morada quedó relegada a cultivos muy residuales de horticultores ecológicos que se resistían a perder la semilla, sobre todo en Mallorca, Cataluña y Málaga. Según el botánico Bernard Bertrand, la zanahoria naranja tal y como la conocemos ahora solo existe a partir del 1830, cuando botanistas y agricultores a través de las selección consiguieron esta hortaliza naranja, cónica y uniforme. Sabemos de la existencia de esta planta desde tiempos muy antiguos, pero en realidad se trataba de la raíz de las plantas silvestres de la familia de las umbelíferas, como también el apio, el hinojo, y el tóxico perejil gigante. Todas ellas tienen una flor con forma de paraguas (umbrella en inglés) y de ahí su denominación. Al arrancarlas observarás que su raíz tiene forma de zanahoria pequeña blanquecina. Estas raíces eran muy valoradas por los griegos por sus propiedades medicinales, pero no eran en absoluto adaptadas al consumo como alimento.

Al principio la zanahoria se cultivaba por sus hojas y sus propiedades aromáticas y se atribuye a los árabes la idea de consumir la raíz. Durante la Edad Media y siglos posteriores están muy extendido el consumo de zanahorias multicolores, desde el blanco pasando por el amarillo, naranja, morado, y en la pintura de los SXVI y XVII se encuentra ampliamente representada. Se dice que fueron los holandeses, súbditos de Guillermo de Orange quienes por una cuestión de patriotismo seleccionaron la zanahoria naranja, pero esta idea es más bien una leyenda, y aunque es verdad que este es la de este color que la más aparece en sus bodegones, frente a otras de colorido variado en cuadros coetáneos de otros países, no es que ellos la seleccionaran realmente, sino que por la razón recién expresada preferían representar esta que las otras en sus pinturas.

La zanahoria es una hortaliza que nos aporta muchos beneficios, sobre todo por su alto contenido en antioxidantes, y son estos los responsables de su distinto colorido. El betacaroteno en la naranja y el antocianino en la morada. Este último está también presente en los arándanos, y su efecto antioxidante es poderosísimo. Además de ser rica en Vit A, (producida por el betacaroteno) contiene Vit E y del grupo B: folatos y Vit B3, y en cuanto a minerales contiene potasio, fósforo, magnesio, yodo y calcio. Es además rica en hidratos de carbono. Curiosamente, al contrario de lo que pasa en las hortalizas de hoja, es más nutritiva cuando se come cocida que cruda, y ello debido a que cocida nuestro organismo absorbe hasta el 50% de Vit A, y cruda solo el 25% debido al grosor de sus paredes celulares.

Imprimir